Autor: redaccion

Arte precolombino: Origen y características

Antes de que Colón pusiese un pie en América, diferentes civilizaciones habían desarrollado sistemas sociales estructurados y con una interesante base cultural. Las culturas maya, inca o azteca siguen constituyendo interesantes fuentes de inspiración para la sociedad occidental. Sus aportaciones se alzan como importantes legados, también en lo que respecta al arte.
 
Todas aquellas manifestaciones estéticas desarrolladas en los tiempos anteriores a la irrupción de Cristóbal Colón se agrupan bajo el concepto de Arte Precolombino.
Éstas pueden responder a diferentes especialidades como la pintura, la escultura o la arquitectura.
 
Se cree que el origen del arte precolombino se sitúa entre el 1500 AC y el 292 DC, es decir, en el período de formación del continente americano. Los primeros esbozos vinieron de la mano de la cultura Olmeca. No obstante, su desarrollo alcanzó su cúlmen en el Período Clásico Americano, ubicado entre el año 292 y el 900 DC.
 
Aunque existieron diferentes tipos de Arte Precolombino que se desarrollaron en diferentes áreas geográficas, todos ellos comparten unas características comunes. Algunas de ellas son:
 
  • La escultura adquirió un protagonismo especial. La mayoría de vestigios del arte precolombino responden a obras escultóricas en las que se imprimía un alto componente simbólico.
  • Las obras de orfebrería se trabajaban predominantemente con materiales como el oro y la plata. En el arte precolombino azteca podemos encontrar una gran cantidad de producciones ornamentales. Los collares, joyas o pendientes son algunas de sus reliquias más representativas.
  • La alfarería cuenta con una gran variedad de estilos arraigados a las diferentes culturas. Su eclecticismo ha dificultado su clasificación aunque se sabe que fue desarrollada mayoritariamente por grupos sedentarios de agricultores. En sus producciones podemos encontrar útiles de uso doméstico como platos o vasos, pero también, otros orientados a finalidades puramente litúrgicas como las vasijas funerarias.
  • La religión se ubicaba en el centro de sus imaginarios. Sus creencias se clasifican dentro del animismo. Las fuerzas de la naturaleza, la sacralización de lugares determinados o la relevancia del concepto de dualidad son algunos de sus principales rasgos. El peso de las prácticas de culto es, sin duda, una huella fácilmente identificable en todas las creaciones precolombinas.
  • La cultura muisca nos deja importantes referencias artísticas, con objetos como las múcuras, un cántaro de cuello delgado en donde podemos encontrar una gran cantidad de motivos antropomórficos.
  • La representación de la divinidad también se llevaba a cabo a partir de imponentes construcciones. Un ejemplo de ello son las figuras de San Agustín. En total, se conservan más de 500 variantes, todas ellas talladas en piedra y situando en el centro conceptual a los dioses, los hombres y los animales. En ellas también podemos encontrar un reflejo de la complejidad que encerraba el culto religioso de estos grupos indígenas.
  • La funcionalidad también adquiría un espacio importante. Aunque lamentablemente muchas de las obras fueron fundidas por los conquistadores, algunas otras han logrado sobrevivir al paso de los siglos. Las herramientas y útiles de trabajo reflejan un elevado nivel de desarrollo y una técnica avanzada durante los proceso de elaboración.
Por redaccion 17 de mayo de 2022 0

La sexualidad en la época precolombina

A lo largo de la época precolombina la concepción de la sexualidad estaba profundamente arraigada a la dimensión cultural. Su conexión con la naturaleza y la religión definió los códigos en los que se desarrollaban las relaciones humanas. Aunque las diferentes culturas contaban con rasgos comunes, cada una de ellas desarrolló una propia visión sobre el tema. Mientras que los huastecos o los otomíes se percibían como una creación de los dioses patronos lúbricos, los nauhas, por ejemplo, percibían el placer como un don exclusivamente de origen divino.

A pesar de que esta dimensión social de la era precolombina supone una buena aproximación a su cultura y su forma de comprender el mundo, los estudios llevados a cabo al respecto no han sido bastante habituales y, de hecho, la mayoría de ellos son relativamente actuales.

A continuación, reunimos algunas de las principales costumbres que se desarrollaron alrededor de la sexualidad:

En la cultura precolombina también existían prohibiciones

Según los textos prehispánicos rescatados, los pueblos precolombinos de Mesoamérica aceptaban la práctica de la poligamia o la sodomía. No obstante, presentaban un claro rechazo hacia el adulterio. Esta conducta era objeto de graves castigos, en muchos casos, suponía la muerte. A menudo la gradación de la pena quedaba condicionada por algunas variables como el rango social de la persona implicada o si situación sentimental. En general, aquellos que estaban casados, respondían a sanciones menos condescencientes. Seguro que haciendo un simil con la actualidad los adulteros de esa epoca estarian enganchados a internet y a los porno gratis videos de alli.

Junto a la infidelidad, el incesto también era duramente castigado. Podemos encontrar algunos casos documentados como, por ejemplo, el episodio en el que uno de los reyes de Texcoco castigó a una anciana que acostumbraba a mantener relaciones con hombres jóvenes.

Por otro lado, existían comportamientos que si bien no eran objeto de castigos, si que estaban mal vistos. La prostitución, por ejemplo. No existía ningún tipo de restricción al respecto, pero en general, se consideraba un acto vergonzoso.

En el caso de la homosexualidad encontramos una visión más diversa y cuya concepción estaba fuertemente condicionada por las implicaciones de cada cultura. En el caso de la cultura maya podemos acceder a representaciones artísticas que reflejan relaciones entre hombres (por ejemplo, entre dioses ancianos y consortes jóvenes). También podemos acceder a manuscritos que recogen la práctica de un ritual de maduración. Éste se llevaba a cabo en el paso de la adolescencia a la adultez y consistía en el tocamiento y la masturbación entre hombres mayores y jóvenes. Sin embargo, en otras culturas como la nahua, la situación era bien distinta. Los nahuas castigaban la homosexualidad y la dureza de la pena variaba en función del rol que asumía cada implicado. El activo recibía una condena menos grave porque se consideraba que estaba cumpliendo “su función como hombre”. El pasivo, sin embargo, era sometido a duras torturas que incluían la evisceración o la incineración. Apena un poco ver lo poco abiertos que estaban en este tema. Si vieran hoy en dia los miles de videos gays xxx que hay en internet …

También queda constancia de otras prácticas relacionadas con la sexualidad. Existen evidencias de rituales que consistían en la fecundación simbólica de la tierra o, de la fabricación de objetos sexuales con formas fálicas que se utilizaban para el autoplacer.

Por redaccion 28 de abril de 2022 0